ama-13.jpg
carrot cake.jpg
d15303a7-13a0-4091-8d79-b2b20cb177ad.JPG
ama-13.jpg

Amaranthine


Desde sus inicios, como un sueño hecho realidad por una madre y sus dos hijas, Amaranthine ha tenido tres objetivos básicos. Crear con lo local y ayudar a agricultores de la hermosa isla de Chiloé. Practicar lo que predicamos y ser lo mas sustentable posible. Trabajar exclusivamente con jóvenes de 17 a 21 años y crear, más que solo un lugar, una familia.

SCROLL DOWN

Amaranthine


Desde sus inicios, como un sueño hecho realidad por una madre y sus dos hijas, Amaranthine ha tenido tres objetivos básicos. Crear con lo local y ayudar a agricultores de la hermosa isla de Chiloé. Practicar lo que predicamos y ser lo mas sustentable posible. Trabajar exclusivamente con jóvenes de 17 a 21 años y crear, más que solo un lugar, una familia.

 

Local. sustentable. lleno de amor.

cdc01756-3d7c-44ce-8ec8-24ec807f6fc0.jpg

Amaranthine no es solo un café, es una comunidad. Es tan importante la comida como el lugar donde la comes, la manera en la que llegó a tu plato y la felicidad de quienes la preparan. La promesa es de respetar la Tierra, las personas que nos rodean, y la calidad de los ingredientes en cada plato que servimos.

 
carrot cake.jpg

Nuestra Carta


Usando ingredientes de estación conseguidos de agricultores locales creamos comida vegetariana con pasión y el conocimiento de toda una vida cocinando.

Ir a carta

Nuestra Carta


Usando ingredientes de estación conseguidos de agricultores locales creamos comida vegetariana con pasión y el conocimiento de toda una vida cocinando.

Ir a carta

Amaranthine es además un lugar donde jóvenes de Chiloé pueden acudir para tener un espacio donde desarrollar su arte. Abrimos nuestras puertas para tocatas, lecturas de poesía, desfiles de moda y pinturas o dibujos para decorar nuestras paredes.

Amaranthine es un punto de venta para productos locales. Desde verduras, tales como lechuga fresca y zanahorias cosechadas de las huertos mas cercanos, hasta miel de la zona, pasta de ajo e infinitas cosas deliciosas y saludables. Esos mismos productos son los que utilizamos en nuestro diario cocinar.

¡Síguenos en Instagram! @cafeamaranthineancud




 

d15303a7-13a0-4091-8d79-b2b20cb177ad.JPG

nuestra familia


nuestra familia


Miska

PHOTO-2019-08-24-13-18-47.jpg

Cuando empezamos Amaranthine, hace ya dos años y medio, jamás podría haber pensado el impacto que haría en mi vida. No fue solamente el impacto de aprender a cocinar más, o de armar un café propiamente tal, sino también de armar una comunidad, de formar, entre todos, una familia. Una familia con miembros que no eran fijos, una familia con miembros que se quedaban hasta que ya habían aprendido todo lo que Amaranthine podía enseñarles y dado todo lo que podían dar para luego seguir su camino por la vida, pero teniendo donde volver, siempre. Una familia un poco disfuncional, pero que me llena el corazón con solo recordarla.
Crear Amaranthine entre todos fue algo mágico, ver como personas tan distintas encontraban su lugar sin necesidad de cambiar, y entregaban su todo a cada persona que entraba por las puertas y cada plato de comida que se servía, es algo que por siempre causará un impacto en como miro y trato la vida.
Tardes de ver luz literalmente dorada entrar por las ventanas, o intentar hacer tacos en menos de 4 minutos, o estar ya cansada de cuán repetitivo es el primer album Daft Punk y escuchar mientras se crean todas las palabras sin sentido imaginables y reír hasta que me duelen las costillas, serán memorias que atesoraré por siempre.
Es extraño pensar en Amaranthine continuando y no poder verlo yo misma, al menos no tan de cerca, pero sé que la magia de Amaranthine, aunque es basada en las personas que lo crean, no discrimina. Cada persona en el mundo es capaz de crear esa magia, Amaranthine atrae y ayuda a formar personas increíbles, que también harán algo...eternamente bello.

Kike

450c10a6-14ba-49b7-92af-babd417f831c.jpg

Para mi trabajar en Amaranthine ha sido una experiencia única, he aprendido muchas cosas, y me ha abierto puertas que jamás me imaginé que existían. He aprendido a manejarme en situaciones de estrés, a comprender y tolerar a las personas que me rodean, y por sobre todo he aprendido a conocerme.
Sin duda Amaranthine ha sido un lugar donde he crecido muchísimo y creo pasa con cada persona que trabaja aquí.
Ojalá todos tuviéramos una experiencia como esta, porque más que un trabajo, es una herramienta para la vida, aprendí cosas que jamás se olvidan, es como andar en bicicleta.

 sandra

97478b74-6824-4a5b-8e37-8d20adee08f6.jpg

Tener Amaranthine en mi vida es un privilegio. Entrando a la cocina cada día me recibe un torbellino de risas, los chicos corriendo de aquí para allá, el olor a algo recién salido del horno, música y comida rica. Por la ventana, la puesta de sol nunca es igual y en el salon parece que el sol mismo decidió entrar y tomar la forma de personas tocando piano o comiendo galletas, chicos con sus mochilas llenas viniendo del colegio.

 Muchos no entienden como hacemos para trabajar con tantos jóvenes. No solo es que hay muchos adolescentes, es que todos lo son! Parte de la motivación de Amaranthine era crear este lugar para personas que probablemente no tendrían lo oportunidad de tener tanto espacio libre para crear y aprender, y eso se ha logrado con chicos de entre 17 a 21. Ser la única adulta es una responsabilidad, claro, pero no lo querría de ninguna otra forma. Verlos aprender en base a ensayo y error, encontrando el humor y la belleza a todo es algo que jamas quiero parar de ver, aunque el resto del mundo no entienda. 

Amaranthine me hace feliz porque hace a otros felices, porque es un ambiente de enseñanza colectiva, de todos aprendiendo los unos de los otros. Veo a los chicos tan capaces de hacer tantas cosas que hace algunos meses no se atrevían a siquiera intentar, los veo sentirse felices con las cosas pequeñas y grandes que van aprendiendo con sus compañeros o conversando con clientes. Los siento emocionados cuando hacemos nuevos planes de algún evento o inventamos algo rico en la cocina, son esas cosas pequeñas las que realmente crean Amaranthine para mi. Cuando los clientes se van felices y nos felicitan y los felicitan, no pueden creer que los chicos son Amaranthine. Son ellos los que hacen todo, yo solo les enseño un poco y confío. Confiar es lo mas importante, estoy como tras bambalinas, me encargo del montaje pero los malabaristas, cocineros, meseros, panaderos, músicos, poetas y magos son ellos, los chicos y chicas de Amaranthine. 

Tamia

PHOTO-2019-08-24-13-18-50.jpg

Cuando pienso en Amaranthine, recuerdo risas, calidez, y un ambiente de amistad y aprendizaje.
Durante los dos años y medio en los que estuve presente en el café, aprendí no sólo a mejorar mis habilidades culinarias, sino también cómo administrar una empresa, sobrepasar las dificultades y celebrar los logros, convivir en un ambiente a ratos estresante con otros compañeros de trabajo, y mucho más.
Extraño mucho estar en la cocina, escuchando Queen hasta cansarnos y luego escuchar The Beatles hasta suceder lo mismo, cada uno trabajando en lo suyo pero al mismo tiempo siendo uno, juntos

Laura

Nuestra diseñadora. Desde el logo en 2017 hasta nuestra carta más reciente, Laura tiene 18 años y esta estudiando diseño.

Nuestra diseñadora. Desde el logo en 2017 hasta nuestra carta más reciente, Laura tiene 18 años y esta estudiando diseño.

Chalo

da9eacd7-370f-41f2-909f-eb8cffb5e905.JPG

En mi experiencia, desde que el café comenzó fui relativamente cercano a quienes trabajaban en allí, vi como algunos de mis amigos iban creciendo y aprendiendo infinidades de cosas que yo jamás imaginaba aprender. ⁠
Al momento en el que se me dio la oportunidad de entrar a trabajar la tomé y no me arrepiento, pude entender y vivir en carne propia lo que mis amigos vivían, comencé a disfrutar ese cálido ambiente, entendí todas las puertas que se te abren al trabajar aquí. ⁠
Creo que mi parte favorita es ver todas las personas que llegan, conocer o imaginar sus historias, como llegaron a donde están, es una inspiración para soñar.

italia.jpg